¿Debemos confiar en las tendencias de moda en cuestiones de ganancias?
1g. 44.02 EUR
1oz. 1369.00 EUR
Precio en euros por kilo
Gold Fixing

NOTICIAS


¿Debemos confiar en las tendencias de moda en cuestiones de ganancias?
Global InterGold

 

Si su sueldo no siempre proporciona el nivel de vida deseado, buscará fuentes de ingresos adicionales. Mucha gente lo hace, no sólo usted ....

Ninguno de nosotros es inmune a invertir en tendencias de negocios de moda que a menudo resultan ser burbujas financieras. Rompiendo, estas burbujas causan daño no solo a usted, sino también a millones de personas.

Consideremos tres ejemplos donde las formas prometedoras de enriquecerse se convirtieron en un colapso.

 

1. Tulipomanía

En el siglo XVII, en Holanda, surgió una demanda fenomenal de tulipanes. Una parte significativa de la población del país se ha unido al negocio de las flores. Los holandeses vendían propiedades y compraban bulbos de tulipanes para revenderlos posteriormente. Un bulbo de cierto tipo podría cambiarse por una lujosa mansión. Pronto, la demanda superó la oferta y comenzaron a especularse con bulbos inexistentes que se iban a cultivar.

En 1637, el mercado se sobrecalentó y los precios de las flores colapsaron: comenzaron a venderse por una miseria. La tulipomanía holandesa se considera la primera burbuja financiera de la historia.

En el gráfico: La subida y bajada de los precios de los tulipanes en el período de 1634 a 1637. En la cima de la tulipomanía, se estimaron algunos bulbos a un precio de un kilogramo de oro.

 

2. Dotcoms

A finales del siglo XX, internet comenzó a conquistar el mundo. Las compañías que operan en la red global se denominan dotcoms. Las acciones de dotcoms fueron de una inmensa popularidad en el mercado, ya que se creía que el futuro estaba en el comercio electrónico. Se suponía que los dotcoms se convertirían en los pioneros de un nuevo tipo de negocio, y que sus acciones aumentarían infinitamente de valor. De hecho, resultó que muchas compañías no realizaban actividad práctica, gastaban dinero solo en publicidad y atraían a los inversores.

En el año 2000, el valor de las acciones de dotcoms alcanzó un pico, seguido de una fuerte caída. Durante el año, las acciones de alto valor se depreciaron casi cinco veces. Esto condujo a la quiebra de cientos de compañías de Internet, y los inversores sufrieron pérdidas que se pueden calcular en billones de dólares.

En el gráfico: El colapso histórico de dotcoms.

 

3. Auge hipotecario en los Estados Unidos

A principios de la década de 2000, los bancos estadounidenses fueron tan generosos al emitir préstamos hipotecarios que casi no verificaron la solvencia de los prestatarios. Los ciudadanos compraban voluntariamente bienes inmuebles, considerándolos como una inversión rentable, porque sus precios habían aumentado constantemente. Esto dio esperanza en el futuro para obtener un beneficio de la vivienda comprada.

Pronto, el impago masivo de los préstamos obligó a los bancos a quitarles bienes inmuebles a los morosos, lo que provocó inmediatamente un colapso en los precios. El resultado fue una crisis financiera mundial en 2008.

En la foto: Nueva York, 2007. Los manifestantes exigieron reformar el sistema de préstamos hipotecarios, lo que provocó la crisis.

 

En todos estos casos, la gente buscó ganar mucho y rápidamente. Ni siquiera podían imaginar que el objeto de sus inversiones pudiera depreciarse instantáneamente y se volviera inútil para todos. Si las personas evaluaran cuidadosamente los riesgos y la confiabilidad de los métodos de ganancias propuestos, el daño masivo se habría evitado.

Los ejemplos demuestran claramente cuán peligrosas son las inversiones precipitadas en tendencias de moda, cuyo valor es exagerado y de corta duración. Por lo general, atraen a los consumidores con novedad y éxito a corto plazo, pero su potencial se agota muy rápidamente, y las tendencias son cosa del pasado, habiendo logrado arruinar a mucha gente.

Se puede seguir la moda eligiendo ropa. Si el traje se vuelve obsoleto en un año, comprar uno nuevo no será un gran problema. Pero confiar en la moda en cuestiones de ganancias e inversiones en efectivo es un riesgo injustificado.

Tomemos el oro como un ejemplo. Durante miles de años, ha sido valorado y en demanda en todo el mundo. El oro sobrevivió muchas monedas nacionales. La rareza y las propiedades únicas de este metal le proporcionan un alto coste, que ha aumentado de manera constante a lo largo de los siglos.

En el gráfico: La dinámica del precio del oro en los últimos 200 años.

El oro es una protección de la crisis financiera. El metal amarillo siempre sirve como un activo de ahorro para los estados y las personas, fortaleciendo su Seguridad Financiera.

 

POR QUÉ EL ORO ES LA HERRAMIENTA PERFECTA PARA PRESERVAR EL CAPITAL

 

 

Califica este artículo
Publicado: 13.03.2019
Deja un comentario






Enviar
Edgar Adrián Alvez Sánchez
Edgar Adrián Alvez Sánchez
Yo no pude conseguir personas , que quisieran, me quedé sin poder hacer lo que quería
Mar 19
answer
NOTICIAS RELACIONADAS